¿Sabes cómo funciona el coaching para el desarrollo del liderazgo a nivel empresarial? Si quieres mejores líderes y más resultados, consulta la información de esta publicación.

Los líderes a menudo necesitan ser capaces de navegar a través de situaciones difíciles e inciertas. El coaching de liderazgo puede proporcionarles las herramientas que necesitan para hacerlo. Esto se consigue desarrollando las habilidades necesarias en las personas para garantizar el logro de los resultados esperados. De ahí la importancia del coaching en las empresas.

En este artículo, analizaremos cómo el coaching puede ser utilizado como herramienta para desarrollar líderes en el contexto empresarial y por qué es importante hacerlo. En pocas palabras, veremos cómo un coach pueden ayudar a un directivo a alcanzar sus objetivos.

Coaching para el desarrollo del liderazgo

El coaching y liderazgo empresarial son importantes porque ayudan a las personas a ser más eficaces en sus funciones.

Los servicios profesionales de un coach pueden ayudar a los líderes de diversas maneras:

  • Manejar el cambio.
  • Desarrollar una visión.
  • Pensar de forma más efectiva.
  • Gestión efectiva las emociones.
  • Comprender las necesidades del entorno.
  • Mejorar la toma de decisiones.
  • Delegar efectivamente.
  • Mejorar la comunicación.
  • Manejar los conflictos.
  • Inspirar a otros.

En vista que un directivo o ejecutivo tiene múltiples ocupaciones que demandan su tiempo, la mejor solución para fomentar las habilidades de un líder es a través del coaching. Esto es contrario a la creencia arraigada en algunos departamentos de recursos humanos que depositan sus esperanzas únicamente en el desarrollo grupal de las personas a través de la formación y capacitación.

Una líder está parada en primer plano y atrás se observa a un grupo de personas en una mesa de conferencia

Ejemplos de desarrollo del liderazgo a través del coaching

Cuanto más competente es un líder, más éxito tiene. Esto se debe al hecho de que la adquisición de habilidades de liderazgo se traduce en acciones más efectivas para hacer que las cosas sucedan.

Veamos algunas áreas en las que el coaching puede facilitar la liberación del potencial de un líder.

En primer lugar, el coaching ayuda en la formulación de una visión clara de hacia dónde se desea ir. El coach trabaja uno a uno con los ejecutivos para ayudarles a mejorar la comunicación de la visión de forma que puedan inspirar a los demás a querer alcanzarla.

En vista que el camino hacia el logro de un objetivo está repleto de imprevistos, un coach puede ayudar a los líderes a comprender cómo gestionar las emociones.

Aquí no se trata solo de los sentimientos del líder, sino también los de los demás. Por lo tanto, esta habilidad personal también repercute a nivel del equipo y produce una mejora notable en los niveles de responsabilidad y rendimiento de los miembros en los equipos de trabajo de las empresas. Es más, evita la aparición de las cinco disfunciones de un equipo.

Además, la capacidad de gestión individual de una persona, también sirve de guía para las acciones de los demás, lo que ayuda a mejorar las relaciones dentro de los equipos. Y cuando las relaciones entre los participantes de un grupo son mejores, mayor es el nivel de contribución hacia las metas y objetivos de la organización.

¿Por qué los líderes importan?

Los líderes deben hacer mucho más que evidenciar competencias, pues no solo se trata de volverlos más competentes. Los coaches van más allá de todos los límites y trabajan en conjunto con los ejecutivos para orientar las habilidades hacia el logro de metas en la empresa.

Y es que los líderes eficaces son capaces de superar límites y conseguir resultados. Las empresas de éxito y los individuos de éxito en las empresas se caracterizan precisamente por evidenciar esta característica clave de liderazgo. Un coach ayuda a los líderes a superar límites mediante el proceso de cambiar el pensamiento en coaching.

Un estudio llevado a cabo por la firma McKinsey llamado “Guerra por el Talento”, encontró que las firmas enfocadas en el incremento del liderazgo eran mucho más rentables que aquellas donde éste faltaba.

De hecho, en el libro «Liderazgo basado en resultados«, los autores, Dave Ulrich, Jack Senger y Norm Smallwood, proponen que el trabajo de los líderes exige algo más que el incremento de habilidades, sobre todo precisa del logro de metas.

Un líder se observa en primer plano y atrás otro grupo de líderes lo acompañan.

Desarrollo del liderazgo basado en resultados

Peter Drucker afirmó lo siguiente: “El liderazgo tiene que ver con resultados”. Por lo tanto, no se trata solo de la adquisición de información y formación de habilidades. De hecho, el quinto comportamiento de los equipos cohesivos radica en esto: trabajar en equipo divide el trabajo y multiplica los resultados.

Por resultados me refiero a aquello que un líder logra a través de los equipos gracias a sus conocimientos y habilidades. Y es que los líderes de éxito demuestran sus habilidades mediante acciones que producen resultados positivos para la organización.

Permíteme ilustrarlo con un sencillo ejemplo, haciendo una analogía con otro sector. Los pilotos de avión deben saber cuál es la visión de su empresa, deben comunicarse bien con la torre de control y tripulantes, saber manejar bien el avión frente a los cambios climáticos. Pero además de esto, tienen que producir resultados, en este caso, llevar el avión a su destino de forma segura.

Por lo tanto, que una persona tenga conocimientos y domine ciertas habilidades no basta; una persona se convierte en líder cuando conecta sus capacidad con los resultados esperados por las organizaciones.

Un líder es más eficaz en sus funciones en la medida que logra los objetivos que está destinado a alcanzar. Esta es la razón por la cual el coach enfoca su intervención en la mejora del rendimiento del líder en función de un objetivo.

Como puedes ver, el coach trabaja en conjunto con un líder mediante el uso de técnicas y herramientas que mejoran la gestión de los resultados. Esto es esencial, pero no suficiente.

Un coach tiene que ir más allá en los servicios de coaching profesional para empresas y asegurarse que los miembros del equipo del líder estén motivados por alcanzar los resultados esperados.

Cómo utilizar el coaching para el desarrollo del liderazgo

Debido a que el liderazgo efectivo relaciona el incremento de las habilidades de un líder en función del logro de resultados, es fundamental que los esfuerzos para mejorar las competencias de un líder tengan el mayor impacto posible.

Por eso, para crear un modelo eficaz en el que el coaching esté al servicio del fomento del liderazgo, debemos prestar mucha atención a ciertos factores.

Para garantizar la calidad y la eficacia del crecimiento de los líderes a través de coaching, los cinco factores siguientes deben estar presentes:

El futuro es más importante que el pasado.

Muchos modelos de atributos de liderazgo se enfocan en el desempeño pasado. A través del coaching, el énfasis está en las técnicas de feedforward más que en las de feedback. Es decir, un coach trabaja en términos del desarrollo futuro, no en función del desempeño pasado.

Los modelos de desarrollo personalizados son más importantes que los modelos genéricos.

La idea es desarrollar a cada líder en particular de acuerdo al puesto que tiene que desempeñar y en función de las demandas actuales. Es decir, en un proceso de coaching ejecutivo, el coach enfoca el desarrollo de forma individual a través de un plan de acción específico con el fin de reflejar los desafíos únicos de la empresa y del ejecutivo.

Esto lo hace analizando las competencias particulares de la persona en función del puesto y no en términos generales o abstractos.

Sastre tomando las medidas del hombre en el taller

Los procesos de coaching están basados ​​en el comportamiento y son más efectivos que las iniciativas fundamentadas ​​en las teorías.

Esto se logra a través del uso de evaluaciones psicométricas como el test DiSC, el cual facilita la identificación y comprensión de los estilos de comportamiento del líder y de aquellos con quienes se relaciona. Estas iniciativas especifican el comportamiento, es decir, las acciones observables que los líderes deben hacer más y menos para demostrar su competencia.

Por ejemplo, un concepto abstracto como «evidenciar integridad» se puede reformular en la siguiente conducta específica: “no dar ni recibir sobornos ni pagos complementarios de ningún tipo por ningún trabajo”.

Esto es fácil hacerlo a través de un proceso de coaching para desarrollo empresarial con DiSC.

El compromiso con el proceso aumenta si la experiencia es real y auténtica.

Las intervenciones de coaching empresarial tienen más impacto porque están basados en una investigación sólida que descansa en la participación activa de diferentes actores clave para el proceso. Por ejemplo, superiores, pares, reportes y hasta clientes.

Es más probable que un líder se sienta conectado y comprometido con cierto tipo de proceso, mas que con otros. Aquellos que reflejan la experiencia real y genuina que viven día a día tienden a generar mayor efectividad. Por lo tanto, el involucrar de manera directa a otros en el proceso de desarrollo, hace que la efectividad del proceso aumente.

No basta con generar insumos y recursos para el desarrollo del liderazgo, hay que utilizarlos.

El 80 por ciento de la energía detrás de ciertos procesos de desarrollo del liderazgo se destina en su levantamiento y creación de datos. Lastimosamente, solo el 20 por ciento del tiempo se destina en la implementación de dichos datos.

La buena noticia es que un coach se ocupa de canalizar el uso eficiente de los insumos y recursos a través de la recopilación de los datos necesarios para garantizar el resultado esperado en una intervención.

Para resumir, con el fin de garantizar la efectividad de un programa de desarrollo de líderes, la atención se debe centrar en el futuro, no en el pasado; se debe trabajar con cada líder forma personalizada en función de su posición y de las tareas actuales; la intervención debe estar sustentada en el comportamiento, no en teorías o conceptos; se debe involucrar a las partes interesadas en el proceso de desarrollo, hay que aumentar el compromiso para elevar el éxito de la iniciativa; los datos utilizados para el desarrollo del liderazgo deben emplearse de forma eficaz, no solo crearse.

 

Reflexión final

Hay muchas formas diferentes de enfocar los procesos de coaching para el desarrollo del liderazgo. No obstante, la mayoría de los coaches se centran en definir una visión clara y ayudar a los líderes a identificar sus valores personales detrás de la misma. Además, ayudan a los líderes a desarrollar un estilo de liderazgo que sea auténtico para ellos.

Los procesos enfocados en el desarrollo de líderes involucran poner las competencias al servicio del logro de resultados. Entre las habilidades están: la comunicación, la resolución de problemas, transformación de un grupo a equipo, resiliencia, etc.. La idea es utilizar un enfoque holístico que incluya todos los elementos que he mencionado.