Una forma sencilla de aplicar el coaching es a través del Método GROW. De hecho, el modelo GROW en coaching es uno de los más conocidos y sencillos de usar. En esta publicación te presentaremos la secuencia de preguntas que debes utilizar para cada una de las fases de esta técnica de coaching.

Coaching y el Método GROW

Las iniciales de las palabras usadas en esta secuencia son:

Goal (Objetivo o meta)

Reality (Realidad o situación actual)

Options (Opciones)

What (Qué harás)

El acróstico mnemotécnico GROW se divide en una secuencia de cuatro fases de grupos de preguntas que sirven para guiar al cliente hacia un objetivo.

En su esencia, el significado de la palabra GROW se usa para representar el desarrollo o crecimiento del cliente o coachee.

Según Wikipedia, el modelo GROW es un método simple que fue desarrollado en el Reino Unido a finales de los 80 y 90. Además, fue popularizado por John Whitmore y se ha utilizado ampliamente en coaching empresarial.

Cabe señalar que la secuencia del método GROW tiene lugar dentro del contexto de los cuatro elementos clave del coaching que mencionamos anteriormente. Es decir, el modelo GROW se usa para generar cambio, conciencia, compromiso y confianza.

El  preguntas se deben hacer en el orden preestablecido, sobre todo para clarificar el objetivo final del proceso. Luego, en las siguientes sesiones, el orden puede variar ya que se pueden omitir algunas preguntas cuyas respuestas vienen dadas.

Veamos con mayor detenimiento cada una de las fases por separado.

La G de GROW: Goal

La fase que pone en marcha un proceso de coaching basado en el modelo GROW es el objetivo o la meta del cliente. En otras palabras, hay que usar el coaching para diseñar el futuro.

Se debe establecer un objetivo final para el proceso. Además, siempre se debe diseñar un objetivo para cada sesión en alineación al objetivo final del proceso.

Existen muchos modelos para el establecimiento de objetivos. Entre los más conocidos está la metodología SMART. En nuestros cursos de coaching utilizamos el modelo RETOCA y en el programa de certificación de coaching online empleamos el acróstico METAS+.

Más allá de la secuencia del modelo que utilices, lo importante es que los objetivos y metas cumplan con las siguientes características:

  • Medibles
  • Específicos
  • Tiempo específico
  • Alcanzables
  • Significativos
  • Ecológicos

Preguntas sobre Goal (objetivos o metas)

Para definir el objetivo final del proceso puedes hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Qué quieres lograr en este proceso de coaching que sea significativo para ti?
  • ¿Dónde lo quieres alcanzar?
  • ¿Qué vas a ver cuando lo alcances?
  • ¿Algo que escuches?
  • ¿Algún sentimiento?
  • ¿Qué vas a estar haciendo?
  • ¿Quiénes van a estar contigo?
  • ¿Cuándo lo quieres alcanzar?
  • ¿Qué recursos tienes para alcanzarlo?
  • ¿Cuáles recursos vas a necesitar?
  • ¿Qué tanto está bajo tu control lograr lo que te propones?
  • ¿Por qué es importante alcanzarlo?
  • ¿Qué costo tendría lograrlo?
  • ¿Cuáles son los efectos de alcanzar este objetivo?

La misma secuencia de preguntas se pueden aplicar para el objetivo de cada sesión. La única diferencia es que muchas de las respuestas vienen dadas por el contexto. Veamos solo dos de estas: específicos (lugar) y tiempo. Es decir, las respuestas a las preguntas anteriores, buscan especificar el lugar y el tiempo. Ambos datos vienen dados por el contexto de la sesión. Por ejemplo: ¿Qué te gustaría lograr al final “en esta sesión de coaching” al final de estos “45 minutos”.

La R de Grow: Reality

Una vez has definido el objetivo final del proceso y una meta para la sesión debes ir la siguiente fase. Necesitas tener una idea clara y precisa de la situación actual del cliente. Es decir, la fase “Reality”. Esto no es más que usar el coaching para explorar el presente.

Cuando expliqué qué es coaching, afirmé que es una travesía que explora el presente para diseñar el futuro. De hecho, algunos aducen que los objetivos no se pueden establecer con certeza sin antes conocer y comprender bien el presente.

Por esa razón hay quienes afirman que debe comenzarse por la realidad. No obstante, antes de considerar la situación actual, tienes que haber establecido una objetivo final para el proceso. Has esto aunque sea de forma general.

Luego, cuando tengas una idea más clara de la realidad, puedes volverte a enfocar en los objetivos con mayor precisión. Incluso puedes hasta modificarlos. Esto sucede cuando la situación actual es distinta a lo que se pensaba inicialmente.

En nuestros cursos de coaching online utilizamos diversas herramientas para explorar la situación actual. Entre estas están:

  • Rueda de la Vida
  • Niveles de las Motivaciones
  • SPIB

Preguntas sobre Reality

El criterio más importante para examinar la realidad del cliente en su situación actual es la objetividad. Es decir, en la medida de lo posible, el cliente y el coach deben utilizar un lenguaje descriptivo, libre de juicios y evaluaciones.

Las preguntas generales que utilizamos para explorar la realidad en función del modelo SPIB son:

Preguntas de situación:

  • ¿Cuántos años tienes de…?
  • ¿Cuántas personas…?
  • ¿Desde hace cuándo viene sucediendo esto?

Preguntas de problema:

  • ¿Qué reto o problema estás enfrentando actualmente?
  • ¿Qué te preocupa en relación a dicho reto?
  • ¿Cuál es la preocupación más inmediata sobre esto?

Preguntas de implicación:

  • ¿Qué implicación tiene eso que te preocupa?
  • ¿Cómo te puede afectar ese problema?
  • ¿Qué efectos puede ocasionar?

Preguntas de beneficios:

  • ¿Cuáles son los beneficios de resolver dicho problema?
  • ¿Qué valor te aporta resolverlo?
  • ¿Cuál es la utilidad que obtienes al solucionar el problema?

Es importante que sepas que estas preguntas se hacen enraizadas en las respuestas que da el cliente. Por ejemplo, imagina que el cliente afirma que le preocupa haber perdido su trabajo. Esta es la respuesta que dio a la pregunta sobre problema. La pregunta de implicación se formularía así: “Cómo te afecta haber perdido tu trabajo?

La O de GROW: Options

El propósito de la etapa de las opciones no es encontrar la una respuesta correcta. La idea es crear una extensa lista de cursos de acción que muevan al cliente de la realidad presente al objetivo planteado.

En esta fase, es más importante la cantidad de opciones que la calidad y factibilidad de cada una. Por esa razón, el proceso de estimulación del cerebro para identificar las opciones es tan importante como la lista de cursos de acción.

Es a partir del listado de posibilidades, que se va a seleccionar el curso de acción más factible a tomar. Por lo tanto, un coach necesita crear un ambiente en el cual los participantes se sientan seguros para poder expresar sus ideas sin inhibición.

Puedes utilizar las siguientes preguntas para maximizar el números de opciones de acción del cliente.

  • En función del objetivo que quieres lograr, ¿qué opciones de acción tienes?
  • ¿Qué otras opciones se te ocurren para alcanza tu objetivo?
  • ¿Has logrado algún objetivo parecido antes? ¿Cómo lo hiciste?
  • ¿Conoces a alguien que haya logrado algo similar? ¿Cómo lo hizo?
  • ¿Qué tendrías que hacer más para acercarte al objetivo?
  • ¿Algo que puedas hacer menos o eliminar para avanzar?
  • ¿Qué puedes hacer diferente que no hayas intentado aún para lograrlo?

En función de estas respuestas, luego puedes examinar la lista detalladamente. Además, pueden considerar las ventajas y desventajas de las opciones más viables para tomar una decisión.

La W de GROW (What)

El propósito de la fase final de la secuencia GROW es convertir una reflexión en una decisión.  Ahora se pasa a qué se va a hacer específicamente. Por lo tanto, el cliente debe diseñar un plan de acción para acercase al objetivo. Lo hará sobre la base del examen minucioso de opciones que previamente construyó.

Además, del qué vas a hacer de esta fase, hay que determinar quién más puede ayudar. También, cuando se va a ejecutar que se acaba de planear.

Adicional, se puede preguntar sobre los posibles obstáculos que se pueden presentar en el camino. Por último, y no menos importante, se debe encontrar la voluntad para actuar. Esta última viene de descubrir lo valioso detrás del objetivo.

Por esta razón, dentro de la fase del What del Método GROW se puede preguntar:

  • Del listado de opciones, ¿qué piensas hacer para acercarte al objetivo?
  • ¿Quién puede ayudarte? ¿Quién puede servir como recurso?
  • ¿Cuándo piensas hacerlo?
  • ¿Qué obstáculos se pueden presentar en el camino?
  • ¿Qué es lo importante de lograr el objetivo?
  • ¿Por qué es importante ejecutar este plan?

Cómo aplicar el Método GROW en coaching

Veamos algunas de las oportunidades más evidentes de aplicación del Método GROW de coaching en el trabajo:

  • Motivación del personal
  • Delegación
  • Resolución de problemas
  • Cuestiones de relaciones interpersonales
  • Integración del equipo
  • Evaluación del desempeño
  • Planificación de metas
  • Revisión de planes

La lista es interminable. Además, hay oportunidades de aplicar el Método GROW mediante un enfoque estructurado, es decir, a través de una sesión formal de coaching. No obstante, también se puede manejar a través de una conversación informal. En este caso, no hay que emplear el término coaching.

Infografía Método Grow

Infografía Método Grow

Ejemplo del Método GROW

Mas allá del coaching y el Método GROW, lo importante es la utilización de los principios subyacentes de esta profesión en cualquier interacción diaria. Veamos un ejemplo breve.

Gerente: ¿Qué quieres lograr este mes?

Colaborador: Me gustaría sobre pasar mi cuota de ventas.

Gerente: ¿Algún obstáculo que estés experimentando?

Colaborador: Sí, hay un desabastecimiento de productos.

Gerente: ¿Qué tantas opciones tienes para resolverlo?

Colaborador: Tengo varias ideas en mente.

Gerente: ¿Necesitas de mí?

Colaborador: No por el momento.

Gerente: ¿Qué piensas hacer para resolverlo?

Colaborador: Pienso hablar con Pedro de Logística el día de hoy.

Gerente: ¿Qué es lo importante de alcanzar la cuota de este mes?

Colaborador: Necesito el bono de este mes para un tema familiar.

Gerente: Excelente. Úsame como recurso si me necesitas. Cuentas conmigo.

Conclusión

Si los gerentes, y personas en general, procedieran de acuerdo con el Método GROW en sus conversaciones, se obtendrían mayores niveles de compromiso y desempeño.

Hacer crecer a las personas y desarrollarlas puede parecer demasiado optimista. No obstante, es precisamente lo que logra un coach a través del coaching y el Método GROW.