El compromiso en el trabajo en equipo es uno de los comportamientos de lo equipos de trabajo cohesivos.

Cómo lograr compromiso en el trabajo en equipo

Para lograr compromiso en el trabajo en equipo, hay que asegurarse que todas las opiniones e ideas se pongan sobre la mesa y sean consideradas. Esto genera confianza. Esta es la tercera disfunción de un equipo cohesivo, según Patrick Lencioni.

Para lograr maestría en conflicto en equipos de trabajo, se requiere una aceptación genuina de las decisiones importantes, incluso cuando varios miembros del equipo inicialmente no están de acuerdo.

Eso es porque se aseguran de que todas las opiniones e ideas se pongan sobre la mesa y se consideren. El compromiso viene cuando se le brinda la confianza a todos los miembros del equipo de tomar todos sus puntos de vista en cuenta. Este es el tercer comportamiento de efectividad para superar las cinco disfunciones de un equipo.

«Pasar del compromiso individual al esfuerzo de un equipo, es lo que hace que un equipo funcione, que una compañía funcione, que una sociedad y civilización funcionen». – Vince Lombardi

Falta de compromiso en el trabajo en equipo

Ya sabes que construyendo confianza en un equipo se sientan las bases para el conflicto productivo. Al igual que la confianza, el conflicto es importante, no en sí mismo, sino porque permite a un equipo superar la falta de compromiso en el trabajo en equipo.

Cuando los miembros del equipo no quieren opinar y compartir sus opiniones, existe una gran probabilidad de que no se comprometan con la decisión que tomen.

Cuando los miembros opinan y comparten sus puntos de vista existe responsabilidad. ¿Qué es la responsabilidad? Este término en inglés se escribe así: «responsibility». Esa una palabra compuesta por dos términos: «response» + «ability». Esto no es más que habilidad de respuesta. Es decir, para que los miembros se comprometan y responsabilicen, hay que desarrollar su habilidad para responder, no solo escuchar.

Qué sucede cuando no hay compromiso

Un equipo que no puede comprometerse se caracteriza por lo siguiente:

  • Crea ambigüedad entre los miembros del equipo sobre cuál es la dirección y las prioridades.
  • Aprovechan las ventanas de oportunidad muy tarde debido al análisis excesivo y a la demora innecesaria.
  • Alimenta la falta de confianza y el miedo al fracaso entre sus miembros.
  • Vuelve a discusiones y decisiones una y otra vez.
  • Alienta las dudas entre los miembros del equipo.

Los equipos que se comprometen con las decisiones y los estándares del equipo, lo hacen porque saben cómo abarcar dos conceptos separables pero relacionados: aceptación y claridad.

El compromiso requiere aceptación

La aceptación consiste en lograr el apoyo emocional honesto para una decisión.

Con demasiada frecuencia, el consenso no es real. Es un consenso falso por el cual, en lugar de discutir el conflicto, los miembros del equipo solo asienten y siguen adelante. Esperar a que todos los integrantes de un equipo acepten intelectualmente una decisión es una buena receta para la mediocridad, el retraso y la frustración.

El compromiso en un equipo trata de un grupo de individuos inteligentes y confiados que aceptan una decisión de forma muy precisa aún cuando no están de acuerdo de forma natural. En otras palabras, es la capacidad de desafiar la falta de consenso.

La gente quiere saber que sus colegas no tienen reservas sobre estar en desacuerdo entre sí. Quieren cada opinión y perspectiva disponible ha sido transmitida sin reparos. Es así como tendrán la confianza para abrazar una decisión y abandonar cualesquiera que hayan sido sus opiniones iniciales.

Los buenos líderes impulsan el compromiso en el trabajo en equipo extrayendo primero todas las ideas, opiniones y perspectivas posibles. Luego, tranquilos de que nada quede fuera de la mesa, tienen el coraje y la sabiduría de dar un paso al frente y tomar una decisión. La resolución seguramente va a estar en contra de al menos uno de los miembros del equipo, y generalmente más.

Las personas, en su gran mayoría, no necesitan que sus ideas sean adoptadas (dígase, «salirse con la suya») para aceptar la decisión del grupo. Solo quieren que sus ideas sean escuchadas, entendidas, consideradas y explicadas dentro del contexto de la decisión final.

El compromiso requiere claridad

Por otro lado, la claridad exige que los equipos eviten las suposiciones y la ambigüedad con el fin de terminar las discusiones con una comprensión muy clara de lo que han decidido.

Cuando se trata de compromiso en el trabajo en equipo, entre los problemas más importantes en que los miembros del equipo deben alinearse están:

  • Reglas de compromiso con respecto a la puntualidad en las reuniones.
  • Capacidad de respuesta al comunicarse.
  • Comportamiento interpersonal en general.

También deben comprometerse con otros principios como el sentido de propósito, los valores, la misión, la estrategia y los objetivos.

En cualquier momento, todos los miembros de un equipo también deben saber cuál es la principal prioridad del equipo y cómo cada uno de ellos contribuye haciéndose cargo de ella.

¿Te interesa conocer las otras disfunciones de un equipo cohesivo? Haz clic aquí.

Compromiso en el trabajo en equipo