El diseño instruccional para coaches permite crear experiencias de formación de coaching que faciliten la adquisición de conocimientos y habilidades.

“Si usted cree que la formación es cara, pruebe con la ignorancia”.  Peter Drucker

¿Por qué una certificación de coaching online es mucho más costosa que los cursos de coaching? Simplemente porque está estructurada para mejorar de forma integral el desempeño de las personas que quieren dedicarse a esto a nivel profesional. Estos programas abarcan los elementos básicos requeridos el dominio de esta metodología. Es aquí donde entra en juego el diseño instruccional como un medio para lograrlo eficazmente.

Diseño instruccional para coaches

El diseño instruccional para formar coaches es un enfoque sistemático para la creación de cursos eficaces que garantiza a los estudiantes la oportunidad de verdaderamente adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para el desempeño profesional eficaz.

Marina Arshavskiy, en su libro Diseño Instruccional para el Aprendizaje en Línea, afirma que el diseño instruccional es una ciencia y es un arte. Es una ciencia porque se basa en las teorías del aprendizaje, y es un arte debido a la creatividad involucrada en el proceso de diseño. 

Cuando una certificación usa diseño instruccional para coaches, toca pensar en los objetivos que el participante debe lograr al finalizar la lección y en las estrategias a utilizar para lograrlos.

Si a eso le sumas el elemento de entretenimiento para formar coaches y mantener a los participantes conectados, diseñar un programa de certificación resulta todo un desafío.

El diseño instruccional es una herramienta que debería guíar la estructura de cualquier formación para promover un aprendizaje significativo. Lastimosamente muchos programas carecen de esta estructura y esto se traduce en pérdida de tiempo y dinero para los participantes.

Beneficios del diseño instruccional para coaches

Ya sabes que el diseño instruccional significa crear experiencias de formación que facilitan la adquisición de conocimientos y habilidades de forma más efectiva, eficiente y hasta entretenida. En esencia, se trata de facilitar el aprendizaje y hacerlo más atractivo para los estudiantes.

Un diseño instruccional efectivo es importante porque proporciona a los estudiantes una mejor experiencia y más probabilidades de aprender lo que desean aprender.

Cuando como participante de un proceso de certificación tienes más éxito en tu proceso de formación, más probabilidades vas a tener de tener una práctica de coaching a nivel profesional verdaderamente exitosa.

Mejorar el desempeño profesional

El diseño instruccional para coaches tiene como contexto el ambiente de trabajo del profesional del coaching y se centra en cómo llevarlo a cabo. Esto es muy similar al diseño curricular que se utiliza en los ambientes académicos, no obstante, este último se centra más en el por qué o en las bases teóricas que sustentan determinado desempeño.

El enfoque de diseño instruccional está enmarcado en diagnosticar y resolver los problemas relacionados con la productividad humana en el ambiente de trabajo. Es por esta razón que los profesionales de la capacitación, incluyendo los diseñadores instruccionales, utilizan las técnicas de mejora del desempeño para considerar cuáles son aquellos elementos impulsores que potencial el rendimiento de un profesional al momento de diseñar las soluciones de aprendizaje.

Aunque existen muchos enfoques diferentes para diseñar cursos, los diseñadores instruccionales experimentados combinan una variedad de métodos e incorporan tecnología y contenido multimedia para mejorar los procesos de aprendizaje.

Citando nuevamente a Marina Arshavskiy; autora del Blog «Your eLearning World«,  los diseñadores instruccionales están interesados en saber cómo aprenden y retienen información las personas. Según Marc Rosenberg, un líder en el mundo de la formación, el rendimiento es, en última instancia, más importante que el entrenamiento.

Hay muchos factores involucrados en la creación de los materiales de aprendizaje de una certificación de coaching en línea o presencial, que le permita a los participantes retener la gran cantidad de información y, más importante aún, transferir sus conocimientos recién adquiridos y habilidades al ejercicio de su desempeño como coach a nivel profesional.

Modelos de diseño instruccional

Hoy en día existen muchas teorías de diseño instruccional, técnicas, y modelos. ADDIE es el modelo clásico de un proceso de diseño instruccional. Se puede decir que todos los otros modelos de diseño instruccional se basan en este modelo. Es un sistema que sigue siendo el más popular entre los diseñadores instruccionales.

Modelo ADDIE

Este modelo es un esquema teórico sencillo que sirve para contemplar con detenimiento las fases de cualquier tipo de actividad de formación o diseño de material. Es un acrónimo de los términos Análisis, Diseño, Desarrollo, Implementación y Evaluación. Las fases del modelo ADDIE son 5. Pero cada fase puede y debe ser descompuesta en subfases, en las que acomodará los elementos que, desde la perspectiva de cada caso, deben ser tenidos en cuenta.

Análisis

En la fase de análisis, se hizo una evaluación de las necesidades de capacitación en relación al desempeño de un coach profesional. Identificamos las medidas de desempeño para las competencias y tareas que deben desarrollarse durante la certificación. Esto luego se tradujo en identificar losa conocimientos y habilidades relacionados al rol de coach. A partir de eso, se lograron identificar los contenidos que se planearían abordar durante la formación.  Finalmente se diseñó una estrategia de cómo evaluar la formación.

Diseño

En la fase de diseño se creó una estrategia de capacitación que incluyó: objetivos de aprendizaje para cada competencia o tarea. Evaluaciones o pruebas que demuestren el dominio de las tareas. Se establecieron requisitos previos de formación.

Por ejemplo, en la certificación presencial se requiere llevar a cabo un trabajo previo online para garantizar que el grupo de participantes se presente el primer día con  un mismo nivel de conocimientos. Adicionalmente, se diseñó la secuencia y estructura de los temas y lecciones a ser impartidas, ya sea online o en formato presencial. También se seleccionaron los medios o métodos de entrega de la instrucción.

Desarrollo

La fase de desarrollo se refiere a la actividad productiva que incluyó la creación de: materiales de aprendizaje de los participantes (libro de trabajo, hojas de trabajo, dinámicas prácticas, selección de casos de estudio, programación de los contenidos de aprendizaje virtual, etc.) También se confeccionaron las presentaciones con sus guías para facilitadores, ayudas visuales en caso de ser necesarias, etc.

Implementación

La fase de implementación consiste en la puesta en marcha de la formación. Aquí se requiere establecer previamente un plan de ejecución a través de entregas modulares y la ejecución de dicho plan. 

Evaluación

Finalmente la evaluación, que consiste en evaluar la efectividad de la formación midiendo el nivel de aprendizaje y retención de la audiencia, así como qué tan bien se han cumplido los objetivos establecidos. Aunque es la etapa final del modelo ADDIE, en realidad las evaluaciones se van realizando a lo largo de todo el proceso.

¿Por qué diseño instruccional para coaches?

Por dos razones. Primero, ya sabes que estás haciendo una inversión económica que debe garantizar resultados en términos de mejora en tu desempeño. Esto no se puede dejar en manos del azar o de la buena intención de quien facilita el proceso.

Un coach profesional con alto desempeño no necesariamente es un buen facilitador capacitado en diseñar o impartir formación. He visto muchos profesionales, altamente respetados, que no respetan los principios de aprendizaje de adultos. Esto obedece a que no están formados en forma a otros. Con buena intención se lanzan en la aventura de desarrollar a otros, pero no cuentan con la capacidad para hacerlo.

Por ejemplo, puedo tener toda la intención de asistirte en caso que te de un ataque al corazón, pero mi intención sin capacidad para llevar a cabo lo que me propongo, puede perjudicar más que ayudar.

Segundo, el servicio que un coach certificado ofrecerá al mercado, recae sobre personas que van a depositar no solo su confianza, sino sus problemas y sueños. Por lo tanto, también queremos honrar la confianza que dicho coach deposita en nosotros al tomarnos como opción para formarse y a través de una certificación bien diseñada instruccionalmente.

Además, nuestra amplia experiencia ha sido validada por la International Coach Federation (ICF) para garantizar el resultado que buscas. ¿Cuál es ese resultado? Usualmente está muy relacionado a ayudar a otras personas mientras logras dedicarte a esta bella profesión de una forma rentable y profesional.

Conclusión

En el International Coaching Institute nos tomamos muy en serio tu voto de confianza y por esa razón aplicamos proceso de Diseño Instruccional en nuestro programa siguiendo los estándares de la Asociación para el Desarrollo del Talento en Estados Unidos.

Recuerda que un diseñador instruccional bien formado, produce cursos eficaces y un programa de formación eficaz genera coaches verdaderamente profesionales.  Nuestra mente y corazón están al servicio de la formación de coaching.