En esta publicación, hablamos de la importancia del coaching en las empresas y de cómo puede ayudar a que los negocios tengan aún más éxito.

Son muchas las dudas que existen en relación al coaching. Estas van desde cómo se escribe: ¿couch o coach? Además, ¿es realmente importante el coaching en las organizaciones?

Y si… el coaching es necesario para cualquier empresa hoy en día.

Ayuda a los colaboradores a aprender y crecer, pero sobre todo traduce dicho crecimiento en resultados, lo que a su vez beneficia a toda la organización.

En una empresa, es esencial que los miembros de un equipo trabajen juntos hacia un objetivo común.

Es aquí donde entra en juego el coaching empresarial con el fin de liberar las habilidades de liderazgo y crear ambientes de trabajo basados en mejores relaciones, donde todos avancen en la misma dirección.

Es por eso que en esta publicación vamos a profundizar en la importancia del coaching para las organizaciones en la actualidad.

Importancia del coaching en las empresas

El objetivo de toda organización empresarial es tener una fuerza laboral altamente efectiva y productiva. Sin esto, la organización puede caer en pérdidas o, peor aún, puede cerrar sus puertas.

El Reporte de Gallup sobre el Estado del Lugar de Trabajo en los Estados Unidos, indica que las antiguas formas de gestión basadas en la revisión anual del desempeño ya no funciona. Esto ha sido un gran aprendizaje para los departamentos de Recursos Humanos con el fin de mejorar la satisfacción y rendimiento de los integrantes de un equipo.

Si las antiguas formas de gestión no funcionan, ¿qué opciones les quedan a los gerentes? La respuesta simple es coaching empresarial.

La herramienta del coaching tiene un valor incalculable cuando se pone al servicio del logro de metas en una organización. La implementación de un método de coaching en las conversaciones entre un líder y un colaborador, es un ejemplo de cómo los gerentes pueden hacerlo parte de la gestión continua del desempeño de los colaboradores con el fin de maximizar el potencial de las personas.

El hecho de no facultar a los trabajadores y liberarles su potencial, conduce a una fuerza laboral improductiva, poco comprometida. Esto se traduce en islas o grupos de personas en lugar de un equipo.

Cuando esto sucede, aparecen las cinco disfunciones de un equipo, que en el peor de los casos, puede terminar costándole dinero a la organización.

Existe una necesidad urgente de que los directores de Recursos Humanos actúen con rapidez para garantizar que el talento en sus organizaciones permanezca competente en el mundo empresarial.

Los departamentos encargados de la gestión del capital humano, pueden lograr esto de manera efectiva si acceden a algunos de los beneficios que aporta el coaching empresarial, tanto a gerentes como a empleados. Esto se puede alcanzar mediante servicios de coaching profesional para empresas.

Una mano escribe la palabra coaching con un marcador sobre un vidrio

Coaching en el lugar de trabajo

Así como existen diferentes tipos de coaching, el coaching en el lugar del trabajo puede tomar diferentes formas. Puede tener lugar bajo la forma de sesiones de coaching ejecutivo, coaching para desarrollo empresarial con DiSC para los mandos medios, desarrollo del coaching como estilo de liderazgo, coaching de equipos, coaching como complemento a los procesos de capacitación, etc.

No obstante, en términos generales, el coaching empresarial es el proceso de empoderar a un colaborador mediante elevar sus niveles de conciencia sobre fortalezas y áreas de oportunidad. Además, de brindarles una herramienta para aprovechar nuevas oportunidades y ser más efectivo en sus funciones mediante el logro del resultado esperado.

De hecho, subir el umbral de conciencia es solo uno de los elementos clave del coaching en las organizaciones o a nivel personal.

Un proceso de coaching profesional trata de una relación de ayuda que se centra en las necesidades de un individuo en alineación a los objetivos de una organización.

Podemos definir además el coaching en el lugar de trabajo como una estrategia de liderazgo que apunta a facultar a los individuos para que estén en capacidad emprender cambios para lograr metas y objetivos en el lugar de trabajo. También empodera a los trabajadores para alcanzar los mismos objetivos.

Un hombre con vestido ejecutivo sostiene un letrero con un símbolo de No para representar qué no es coaching.

Qué no es coaching en el lugar de trabajo

A veces resulta útil comprender el coaching empresarial desde aquello que no es. El coaching en el lugar de trabajo no es lo mismo que la capacitación, mentoría, consultoría, asesoría.

Aunque estos otros enfoques pueden tener algunas similitudes con el coaching, existen importantes diferencias. Permíteme presentarte algunas de estas:

Coaching no es entrenamiento o capacitación

Es cierto que el coaching trata del desarrollo de habilidades gerenciales específicas, pero no funciona igual que la capacitación o formación. Existe mucha diferencia entre coach y entrenador o facilitador.

Los entrenadores o facilitadores comparten información, pero el coaching en el lugar de trabajo no es capacitación. Los coaches profesionales ayudan a los empleados a descubrir sus propias respuestas y a desarrollar habilidades desde la disciplina de pasar del saber al hacer. Esto claramente impacta en el desempeño y hasta en la calidad de vida de un coachee.

Veamos otra diferencia. Los entrenadores o facilitadores manejan el crecimiento y desarrollo de los colaboradores mediante un proceso en grupo. Por el contrario, el coaching lo hace mediante un proceso de acompañamiento personalizado, es decir, relaciones uno a uno.

Ahora, un coach fácilmente puede complementar su intervención con el uso de técnicas de capacitación. Eso sí, haciendo uso del aprendizaje autodirigido para desarrollo del liderazgo.

Coaching no es mentoring

Además, comprendiendo bien cuál es la diferencia entre coaching y mentoring, un coach también puede apoyarse en un mentor con experiencia en la organización, para facilitar el cambio y aprendizaje de su cliente.

Aunque los coaches hacen uso de su experiencia, el coaching en el lugar de trabajo no es una consultoría, ni asesoría. Un coach va un paso más allá para permitir que los empleados encuentren sus propias respuestas, generen aprendizaje y desarrollen habilidades.

Cómo se aplica el coaching en las empresas

Anteriormente afirmé de modo general que el coaching en el lugar del trabajo puede tomar diferentes formas.

Dada la importancia del coaching en las empresas, esta metodología puede darse de dos maneras diferentes:

Coaching como estilo de liderazgo: aquí, el coaching ocurre internamente. Los gerentes y líderes involucran a sus colaboradores en sesiones formales de coaching o en sesiones informales a través del uso de un estilo conversacional basado en preguntas. La idea es facilitar cambios y el desarrollo de habilidades en los empleados.

Intervenciones de coaching: según (Grant, 2017), la intervención de coaching ocurre cuando el coaching es buscado externamente. En este caso, las organizaciones contratan un coach externo para trabajar con sus líderes.

En qué se enfoca el coaching en las empresas

Sea cual sea la aplicación que se le de al coaching en una organización, el trabajo de un líder coach o un coach externo, se debe enfocar en:

  • Mejorar el compromiso personal y aumentar la motivación
  • Sensibilizar a la fuerza laboral sobre los objetivos de la empresa
  • Facilitar el logro de resultados de la organización de forma eficiente
  • Ofrecer apoyo para el desarrollo y cambio de comportamiento
  • Ayudar a los empleados a desarrollar nuevas habilidades y a mejorar su rendimiento a través de nuevas competencias
  • Mejora la comunicación a la medida de los integrantes de cada equipo
  • Ofrece un acompañamiento para desarrollar el liderazgo
  • Facilitar la efectividad y eficiencia en la resolución de problemas
  • Mejora el clima laboral y reduce los conflictos
  • Identificar las áreas en las que el talento necesita cambiar

Se observan dos manos dándose un saludo, una es la de un ejecutivo y la otra la de un robot.

Coaching en las empresas hoy y en el futuro

¿Por qué la importancia del coaching en las empresas ahora y en el futuro? Permíteme responder a esta pregunta desde una perspectiva temporal.

Para las organizaciones, cambiar sigue siendo la norma ahora y lo será a futuro. El coaching facilita a sus clientes cómo adaptarse a los cambios. Ahora, el futuro del coaching en las organizaciones cada vez está más ligado a las plataformas tecnológicas que facilitan esta metodología a las empresas.

Desarrollo del liderazgo

La esencia del coaching está en aprovechar las habilidades y fortalezas individuales hoy, para ponerlas al servicio de las metas en las empresas para lograr un mayor rendimiento a futuro. Dentro de estas habilidades está el liderazgo. Para profundizar más sobre este tema, te recomiendo revisar las 5 claves del coaching para el desarrollo del liderazgo.

Por ejemplo, el éxito del equipo y de la organización a futuro dependerá de la resiliencia y el rendimiento individual de cada miembro frente a esta vorágine de incertidumbre y adaptación. Por lo tanto, un buen líder debe ser resiliente.

Además, los gerentes y líderes deben facultar a su personal para que sean autosuficientes en su carrera. Es decir, no importa el líder al que tengan que reportar a futuro. Es así como el coaching como estilo de liderazgo alienta a los trabajadores hacia el desarrollo profesional continuo a través del tiempo.

Proporcionar aprendizaje

El coaching es fundamental porque proporciona aprendizaje justo a tiempo adaptado a la situación particular de cada quien en la actualidad. Además, también ofrece aprendizaje directo a partir de la experiencia en el trabajo. Está de más decir que el aprendizaje a partir de la experiencia es vital para preparar a las personas para poderle hacerle frente a los retos futuros.

Una líder está parada en primer plano y atrás se observa a un grupo de personas en una mesa de conferencia

Promover el cambio de comportamiento

Es así como el coaching empresarial puede promover cambiar el comportamiento de un coachee para adecuarlo a las capacidades que requiere un rol de acuerdo al contexto actual. Esta adecuación también está facilitando que los trabajadores y proyectos avancen con disciplina hacia la realización de los resultados esperados tomando en cuenta de las circunstancias que se podrán presentar. Esto es un caso típico del uso del coaching para desarrollo empresarial con DiSC.

Y es que hoy en día, la dinámica comercial requiere adaptabilidad al contexto hacia modelos completamente nuevos. Por lo tanto, el coaching a la fuerza laboral prepara a los trabajadores para que hagan las adecuaciones necesarias para cumplir con las cambiantes demandas comerciales.

Reflexión final

En conclusión, en el contexto de las organizaciones, la importancia del coaching en las empresas es crucial ya que facilita la adaptación de las personas a los cambios. Esto conduce a un mayor compromiso entre los empleados.

A nivel de equipos, el coaching mejora las relaciones, lo que se traduce en un mejor ambiente de trabajo. Facilita el proceso de comunicación y lo hace más eficaz, lo que permite una mayor colaboración entre las personas. Cuanto mayor sea la colaboración, mejor será el trabajo en equipo.

A nivel individual, libera el potencial de las personas revelando sus puntos fuertes y sus carencias, así como desarrollando las capacidades de los coachees en función del escenario actual.

Por último, recuerda que la importancia del coaching en las empresas está en que mejora las habilidades de resolución de problemas que repercuten en el rendimiento.

Si todo problema está a la distancia de una conversacion, el coaching es el que las facilita para que el desempeño aumente.