¿Qué es el coaching? Una pregunta que muchos se hacen y para la cuál queremos darte una respuesta en función de cómo funciona el Canal de Panamá. En las publicaciones anteriores, hablamos sobre cómo cambiar a través del coaching con el fin de gestionar el pensamiento, comportamiento y sentimiento. Comprender el cambio te permite alcanzar los resultados que deseas.

Permíteme compartir en esta publicación, qué es el coaching, pero haciendo una analogía con el funcionamiento del Canal de Panamá, una obra que es el orgullo de los que somos panameños.

Qué es el coaching

El coaching es una asociación en la que el coach ayuda a su cliente a alcanzar la mejor versión de uno mismo. Además, ayuda a obtener los resultados que desea tanto en su vida privada como en la profesional. Lo mismo sucede en el Canal, esta autoridad funciona como un business partner para muchas empresas a nivel mundial. Su función es agregarle valor y brindar a sus clientes el mejor servicio. Un coach también busca lo mismo.

Para que tengas una idea general sobre qué es el coaching, quiero que explicarte esta metodología desde el funcionamiento del Canal de Panamá. ¿Por qué? Sencillo, porque la operación y sistema que utiliza esta importante vía para mover los diferentes tipos de buques que lo transitan se parece muchísimo al coaching.

¿Quieres comprender qué es el coaching desde cómo funciona el Canal de Panamá? Presta atención a continuación a diferentes elementos de la operación del Canal que te permitirán entender aspectos de qué es el coaching.

Qué es el coaching desde cómo funciona el Canal de Panamá

Primero, el Canal de Panamá utiliza un ingenioso sistema para trasladar a los barcos de un océano a otro. Lo mismo sucede con un proceso de coaching, que traslada a las personas de donde están hacia dónde desean estar. Al final ambas travesías se traducen en un viaje entre un punto y otro. El reto a superar solo consiste en definir el destino, saber dónde uno está y hacer el recorrido entre ambos lugares.

Si quieres una explicación aún más detallada sobre cómo funciona el Canal de Panamá, te invito a revisar esta interesante publicación del Blog «La vida son dos viajes».

Las compuertas se abren

Así como las compuertas del Canal de Panamá se abren y liberan el agua en su interior, de la misma forma el coach se abre totalmente al entendimiento de la persona que tiene al frente, liberándose de sus juicios con el fin de escuchar atentamente la realidad de la persona que tiene al frente.

Para esto, el coach tiene que abrir todo su sistema sensorial y prestar mucha atención, incluso más allá de las palabras, buscando comprender no solo mentalmente, sino también a través de su corazón e intuición, lo que está más allá de las palabras que la personas necesita comunicar.

Nivelación

El proceso que utiliza el Canal de Panamá para permitir la entrada de un barco a sus esclusas, requiere que el nivel del agua en la cámara se iguale al nivel de agua donde encuentra el barco. Es decir, si el barco entra por el Océano Pacífico, el nivel de la cámara tiene que disminuir para igualarse al nivel del mar.

Esta nivelación también se da en coaching. Para que el coachee tenga la confianza de entrar en una sesión de coaching, se requiere que el coach iguale muchos aspectos del cliente con el fin de generar el rapport o sintonía. El producto de esa nivelación se traduce en confianza.

Entre estos aspectos están el pensamiento, comportamiento, emociones, estilo de comunicación, palabras, postura y muchas otras cosas más. Por lo tanto, un coach además de prestar toda su atención al contenido, simultáneamente tiene que trabajar en la relación de confianza con su cliente.

¿Prefieres ver el video de esta publicación?

Subir los niveles de la cámara

Una vez el barco ingresa en la cámara gracias a la nivelación, se cierran las compuertas y el agua en la esclusa comienza a subir por encima del nivel de mar. El proceso de llenado continúa hasta alcanzar el nivel de la siguiente cámara. Lo anterior se logra a través de un proceso de gravedad que hace el que agua de los lagos fluya hacia la cámara de la esclusa y la llene. Lo mismo va a suceder con el barco, pues este sube simultáneamente junto al nivel del agua dentro del compartimiento.

Un proceso similar se da en las sesiones de coaching. A través de preguntas el coach va subiendo poco a poco el nivel del pensamiento del cliente. Por ejemplo, se puede iniciar con preguntas relacionadas al entorno. Posteriormente, qué se puede hacer frente al entorno, es decir, preguntas relacionadas al comportamiento. Luego se sube a nivel de las capacidades que se requieren para coordinar lo que se hace en el entorno.

El nivel de las capacidades también trata con las fortalezas que le facilitan el viaje al cliente. El proceso continúa con las motivaciones que le dan impulso al desarrollo de capacidades. Simultáneamente se busca la eliminación de obstáculos mentales o comportamentales que pueden impedir la travesía y así sucesivamente.

Subir los niveles de conciencia en un cliente es uno de los cuatro elementos clave del coaching. ¿Te interesa conocer los otros tres? Haz clic aquí o en el enlace anterior. Entender esto cuatro elementos es clave para comprender qué es el coaching.

De una esclusa a otra

Para recorrer el Canal de Panamá, los barcos tienen que pasar de una esclusa a otra. Digamos que un barco entra por el Océano Pacífico y llega a la primera esclusa, sube su nivel y transita hacia otra esclusa para alcanzar el nivel del lago. Finalmente, después de hacer un largo recorrido a través del lago cruzando el Istmo de Panamá, llegan a otra esclusa para comenzar a bajar su nivel al de Océano Atlántico.

Algo parecido tiene lugar en coaching. El cliente pasa de una sesión a otra luego de haber emprendido la acción producto de la reflexión que tuvo lugar en la sesión anterior. Así como un barco vuelve a repetir el proceso en una nueva esclusa, de forma similar el coachee vuelve a reflexionar en una nueva sesión que también terminará en acción.

Salida de la esclusa

Ya sabes que la travesía de un barco por el Canal de Panamá, lo lleva de una esclusa a otra. El viaje entre las esclusas es asombros. De forma similar, la travesía que tiene lugar en coaching a través del transitar del cliente entre una sesión y otra, llevan al cliente a experimentar muchos descubrimientos y entendimientos que al final se traducen en aprendizajes.

Toda sesión de coaching termina con un primer paso de acción que lleva al cliente del pensar al actuar. ¿Por qué? Porque la clave del éxito está en pasar del pensamiento al comportamiento. Así como una barco anclado no hace un tránsito, un cliente sin actuar no logrará sus resultados.

Duración del recorrido

El trayecto de un barco a través del Canal de Panamá requiere de entre 2 y 3 esclusas dependiendo del tamaño del barco. El recorrido completo de Océano a Océano se hace en aproximadamente 10 horas.

El coaching funciona de forma similar. Un proceso llevado a cabo por un coach profesional puede tomar fácilmente entre 7 y 12 sesiones a lo largo del tiempo. Estas sesiones tienden a extenderse por un período de entre 3 y 6 meses en promedio. Sobre todo en las sesiones de coaching ejecutivo, un tipo de coaching que apunta a los niveles de más alta jerarquía en las organizaciones.

Cobro de peajes

Es necesario pagar un peaje por usar los servicios de El Canal de Panamá, no obstante, los clientes lo pagan con gusto por todo lo que les ahorra en términos de costo y tiempo. Así sucede en coaching, pues las sesiones que un coach tienen con un cliente también representan una inversión en tiempo y en dinero, pero el retorno de inversión que producen es también superior a lo que se invierte, lo cual se evidencia a través de los resultados cuantificables que el proceso de coaching produce.

Para poder cuantificar el retorno sobre la inversión, todo coach profesional debe definir objetivos para cada sesión y para el proceso, los cuales deben ser medibles y alcanzables, de lo contrario, no se podrá evaluar qué tan beneficioso fue el proceso de coaching en función de lo que se pagó y del tiempo que el cliente invirtió.

Tipos de carga

El ingenioso sistema de esclusas en forma escalones utilizado por el Canal de Panamá transporta granos, combustibles, petroquímicos, maquinarias, automóviles y turistas. Lo mismo sucede con la metodología del coaching, cuyos principios, herramientas y metodología, permiten mover los diferentes tipos de contenidos presentados por los clientes.

Entre los temas que un coach puede mover a través del coaching están:

Tránsitos peligrosos

El traslado de materiales radioactivos y tóxicos a través del Canal de Panamá requiere de un manejo especial. Por ejemplo, el barco inglés Pacific Swan cruzó el Canal de Panamá el 21 de agosto de 2002 con unos 250 kilos de combustible nuclear de plantas eléctricas japonesas, para ser reprocesado en Inglaterra. Para estos casos, la operación es llevada a cabo con medidas adicionales de seguridad y por personal altamente capacitado en el tema.

En coaching, hay contenidos cuyo manejo requiere mayor especialización debido al tipo de carga que maneja. Por ejemplo, en una sesión de coaching de coaching ejecutivo, el cliente tiene que compartir información sumamente sensitiva que va a requerir mayor especialización y experiencia de parte de un coach. Esto nos abre la puerta a los diferentes tipos de coaching que existen.

En el caso particular del coaching ejecutivo, una de las clases de coaching que existen, los clientes que se atienden en este contexto se caracterizan por ser muy exigentes en cuánto al valor que obtienen de las iniciativas en las que participan, por lo tanto, requieren de un coach especializado que sea muy efectivo para el manejo de este tipo de contenidos.

Otros medios de transporte

Imagínate que necesitas mover, lo más pronto posible, un pedido de langostas frescas de Miami a Panamá para un restaurante. Seguramente no vas a utilizar el Canal de Panamá para hacer ese traslado, ¿verdad? En estos casos, seguramente pagarías un flete aéreo expreso para que te lleguen de un día para otro.

En el coaching las cosas funcionan de forma similar, porque no vas a utilizar esta metodología para tratar un tema relacionado a heridas emocionales del pasado que imposibilitan al cliente de hacerse cargo de su vida. Tampoco lo vas a usar para tratar a alguien con depresión. En estos casos, utilizarías a un terapeuta. Por esta razón, es importante saber cuáles son los límites que el coaching tiene con otras disciplinas.

Reflexión final

Te invito a reflexionar sobre las ideas expuestas en este episodio donde hemos abordado qué es el coaching desde cómo funciona el Canal de Panamá. Me gustaría hacerte reflexionar sobre este tema a través de las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la mercancía o tema que quisieras mover a través de un proceso de coaching?
  • ¿Qué tanto crees que la metodología de coaching es capaz de facilitar el traslado entre dónde estás y adónde quieres estar?

Cierro recordándote que así como un barco se mueve, a pesar de todo su peso a través del Canal de Panamá, de esa misma forma puedes tu mover tu mejor versión. No importa qué tan pesada sea tu carga o qué tan grande sea tu sueño, si los barcos pasan por esa pequeña vía, tus sueños tienen espacio en este gran mundo.

¿Prefieres el contenido en Podcast? iTunes o Spotify